El crédito en línea a través de las fintech se ha convertido en una fuente de financiamiento.

El ahorro de tiempo y la facilidad para usarlo es más ventajoso llenar esta solicitud debido a que no requiere trámites absurdos.

Los préstamos por internet son una alternativa de financiamiento que han surgido a raíz de la importancia que han tomado los medios digitales y las redes sociales en la vida de las personas.

Evidentemente ante la necesidad de un préstamo y el poco tiempo que nos deja la vida actual, investigar por internet, ingresar tu solicitud y recibir el crédito puede ser mucho más fácil.

Los créditos online proporcionan financiación a todos aquellos que se encuentran frente a un problema puntual de liquidez, están abiertos a una gran variedad de clientes que requieren hacer frente a gastos de manera urgente: facturas de gran importe, multas, impuestos, averías, reformas, imprevistos o gastos ligados a la actividad empresarial.

En poco tiempo, los créditos online han sabido ganarse una clientela que los considera una alternativa seria ante los préstamos bancarios. De hecho, estos novedosos créditos están ganando la carrera a los préstamos tradicionales, que muchos ya ven como anticuados y demasiado engorrosos.

Características de los préstamos en línea:

  • El cliente solicita su crédito cuando quiere y desde donde quiere.
  • El crédito se pide de manera íntegra en línea, lo que implica que el cliente puede elegir el momento y el lugar en el que completa su solicitud.
  • El crédito online acaba con las colas o las esperas al lunes para ir al banco.
  • Para pedir un crédito online, el cliente solo necesita su ordenador, su tablet o su teléfono móvil y una conexión a internet.
  • El cliente fija la cantidad exacta que necesita y el plazo de devolución.
  • El crédito online es totalmente flexible.
  • El cliente fija a su gusto no solo el monto que le hace falta, que puede ir desde cientos a miles.
  • También hablará sobre su cuota mensual y el plazo en el que desea devolverlo.
  • La solicitud lleva pocos minutos y no requiere papeleos.
  • La solicitud de crédito se completa fácilmente en escasos minutos.

A diferencia de los bancos, en los que el cliente se ve obligado a completar largos cuestionarios y aportar gran cantidad de documentos justificativos, las empresas de créditos han hecho un gran esfuerzo por simplificar las gestiones al máximo.

Las empresas de créditos online envían el dinero de inmediato tan pronto reciben la solicitud del cliente, las empresas de créditos comienzan su labor sin perder ni un minuto.

Revisan la solicitud de crédito y justo después de proceder a la aprobación, envían el dinero de modo inmediato.

Las empresas de créditos aceptan clientes sin nómina y sin aval

Pedir un préstamo a un banco sin aportar una nómina o un aval es casi misión imposible. Sin embargo, las empresas de créditos prefieren centrarse en la capacidad que tendrá el cliente para devolver el dinero, sin fijarse únicamente en su situación personal.

Las empresas de créditos cuentan efectivamente con muchos clientes retirados, desempleados y sin aval.

Pedir un préstamo a través de internet puede convertirse en una alternativa rápida, confiable y sencilla para obtener dinero urgente.

No obstante, el usuario siempre debe ser responsable y evaluar su situación personal. Solo así sabrá si será capaz de llevar a cabo la devolución del préstamo en el tiempo estipulado.

Los préstamos en línea, al igual que otros productos financieros, tienen una serie de comisiones e intereses los cuales tendrá que devolver a corto plazo. De ahí la importancia de considerar su situación económica.

Ventajas de los préstamos en línea:

Sin filas: La principal ventaja es que no tendrás que ir a formarte a una sucursal hasta que un ejecutivo te pueda atender, te ofrezca los detalles y posteriormente tengas que regresar e invertir otras dos horas de tu tiempo con los requisitos en mano e ingresar una solicitud. A través de los préstamos en efectivo por internet, todo lo haces en línea.

Sin la soga al cuello: Con este mecanismo tú eres el primero en decidir cuánto puedes acceder de crédito, según tu capacidad de pago.

De este modo no tendrás líneas de crédito adicionales a las que tú pediste o que te lleguen sin tu autorización a tu tarjeta de crédito o préstamo personal que inevitablemente te lleven a caer en la tentación de sobre endeudarte con algo que no vas a poder pagar.

Sencillo: Los trámites y requisitos son más sencillos. Si bien es cierto que este es un factor que depende de cada empresa que ofrezca los préstamos, es un hecho que existe la flexibilidad para que compruebes tus ingresos.

Por ejemplo, si eres trabajador independiente o complementas tus ingresos con comisiones, bonos o propinas, todo esto podrás demostrarlo con estados de cuenta para poder hacerte acreedor a un monto mayor de crédito, según tus necesidades.

Los préstamos online una alternativas de financiamiento que cada vez adquieren mayor popularidad porque, generalmente, suelen ofrecer tasas más bajas que otros productos financieros.

Los préstamos personales online ofrecen las siguientes ventajas

  • Tasas más bajas: De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), la tasa promedio de los créditos en línea ofrecen créditos con tasas promedio de 19 por ciento, estos suelen ser prestamos de tasa baja.
  • CAT más barato: En este punto, las plataformas online registran un Costo Anual Total (CAT) promedio de 23 por ciento.
  • Menos burocracia: Otra ventaja es la facilidad y rapidez del trámite, el cual es totalmente en línea y más ágil, un beneficio particularmente atractivo para las personas que no desean perder tiempo esperando turnos o haciendo filas.
  • Permiten abonar a capital: La mayoría de las plataformas de préstamos en línea permiten a sus usuarios realizar abonos a capital donde solo se puede liquidar anticipadamente y, generalmente, con intereses de por medio.

Lo bueno

  • El acceso a este servicio es más amplio pues sus operaciones se realizan por internet. Así que no se requiere de sucursales para que un habitante de una una zona alejada pueda solicitar un préstamo.
  • El trámite es más ágil, pues los documentos solicitados se suben y analizan de forma digital. Lo cual permite que se otorguen aprobaciones y depósitos en plazos de aproximadamente 48 horas.
  • Muchas veces no piden aval ni garantía: Debido a que ahorran en costos requieren menos infraestructura como sucursales y automatizan gran parte de sus procesos. Ofrecen una tasa de interés generalmente menor al de las opciones tradicionales y puede ser personalizada según el comportamiento del acreditado.

Lo malo

  • El aspecto tecnológico puede ser una limitante para personas que no están familiarizadas con el uso del internet o que carecen de este servicio.
  • El proceso de acreditación podría ser más exigente debido a que buscarían garantizar el retorno de su dinero al aceptar sólo a clientes pagadores.
  • Si no cuentas con historial crediticio previo es muy probable que tu solicitud sea rechazada.
  • Las instituciones tradicionales podrán ofrecerte créditos con mayor facilidad si tu cuenta de nómina la tienen ellos. Esto no ocurre con las opciones online.
  • Existen opciones fraudulentas en el mercado que generan desconfianza o malas experiencias.

¿En qué situaciones debería pedir un préstamo en línea?

Muchas personas se encuentran con el problema de que no tienen suficiente dinero para llegar a final de mes. Esto puede deberse a una mala administración, por lo que sería necesario realizar unos cambios en el presupuesto.

Sin embargo, la mayoría de las familias no se pueden permitir ningún gasto extra porque sus ingresos de cada mes son los justos para “ir al día”, por lo que en el momento en el cual les surge algún tipo de imprevisto, necesitan recurrir a alguna entidad financiera y solicitar préstamos de dinero como solución a sus problemas económicos.

Ante esas situaciones es indispensable contar con liquidez, ya sea para pagar facturas atrasadas, para reparar un vehículo o para realizar un viaje inesperado. El individuo puede emplear el dinero del préstamo para emprender o expandir su negocio.

¿Por qué debería solicitar un préstamo en línea?

Las instituciones bancarias online saben que la falta de liquidez es un verdadero obstáculo. Por este motivo tratan de ofrecer a los consumidores productos financieros fáciles de conseguir, ya que el cliente no necesitará realizar ningún papeleo ni disponer de aval.

Además, el proceso para la solicitud de este tipo de préstamos es muy rápido y sencillo. El usuario podrá llevar a cabo todos los trámites a través de un dispositivo con conexión a internet, por lo que en pocos minutos habrá rellenado y enviado su solicitud a la entidad bancaria.

Hay que tener en cuenta que ciertas circunstancias requieren de atención inmediata y este tipo de empresas online suelen tardar entre 24 y 48 horas en ingresar el dinero en la cuenta bancaria del cliente, por lo que tendrá una solución muy rápida a su problema.

Un punto importante a considerar es que, tanto la tasa de interés como el CAT pueden presentar variaciones significativas entre una persona y otra, ya que ambas variables dependen del perfil crediticio y financiero de cada solicitante.

Ahora bien, como en cualquier convenio o contrato con alguna empresa es necesario leer las condiciones de los créditos antes de firmar y aceptar.

Conoce el detalle de la letra chiquita, los intereses que pagarás por el crédito que estás contratando y pregunta a tu asesor cualquier duda que tengas y que te haga sentir intranquilo ante la operación que estás por realizar.

Recuerda que nadie puede pedirte dinero por adelantado y cerciórate de que la empresa con la que estás estableciendo el contrato sea una compañía formalmente registrada para que en caso de cualquier contratiempo tengas el respaldo de la autoridad.