Después de una satisfactoria vida laboral, la edad de retiro parece el paraíso y el tiempo indicado para disfrutar de la vida sin preocupaciones y dedicarse a las cosas que a uno le apasionan, pues los trabajadores pensionados ya tienen disponibilidad para cumplir con los sueños que por cuestiones de trabajo habían estado postergando.

Quizá los planes son poner un negocio, irse de viaje, invertir o remodelar su casa, aunque para cumplir con estos proyectos y sueños tienen el tiempo necesario, muchas veces el financiamiento es lo que frena estos proyectos. 

Para ello existe la posibilidad de acceder a créditos siendo adulto mayor: los Préstamos IMSS, una alternativa de créditos personales en efectivo a pensionados que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) facilita a través de bancos y Sofipos (Sociedades Financieras Populares), que tengan convenio con el instituto.

Este tipo de crédito se adapta a las posibilidades y necesidades de los pensionados (la edad mínima para pensionarse por vejez en el IMSS es de 65 años, pero se puede solicitar una cesantía por edad a partir de los 60 años), ya que el límite máximo de edad se extiende y se toma como referencia la pensión recibida, de tal manera que sirve de guía para ofrecer una propuesta de crédito basada en las necesidades y posibilidades de pago de cada solicitante.

Desde el momento en que un adulto mayor empiece a cobrar su pensión podrá solicitar un préstamo, sin embargo, sólo es posible tener activo un crédito a la vez y deberá esperar tres meses después de liquidar su crédito para solicitar uno nuevo.

Ante los requerimientos y condiciones que piden los bancos para brindar financiamiento, la opción más simple que tienen los pensionados para obtener un préstamo fácil a través de su pensión es directamente con el IMSS. 

Es importante señalar que su proceso de pensión debió haberse realizado bajo la Ley del 73, pues reciben el pago de su pensión directamente del Instituto y no dependen de una aseguradora o AFORE.

Procedimiento

Para solicitar dicho beneficio, los interesados deben acudir a la Unidad de Medicina Familiar que le corresponde para su atención de primer nivel, con una identificación oficial y un documento que contenga su Número de Seguridad Social.

Ahí, le darán informes de los créditos y le presentarán un simulador de lo que deberán pagar dependiendo el monto solicitado, el plazo de crédito y la tasa de interés. Una vez que seleccionen el crédito que desea le pedirán que llene una solicitud, misma que deberá ser aprobada en las próximas horas. 

Ya que el crédito esté aprobado, le solicitarán la documentación necesaria y le entregarán una carta de instrucción en la que se indique el monto total solicitado, el pago mensual, el plazo del crédito, la tasa de interés y el costo anual total.

Requisitos para obtener un préstamo para pensionados del IMSS

  • Tener al menos tres meses de antigüedad como pensionado.
  • No tener préstamos vigentes con alguna otra entidad financiera que tenga convenio con el IMSS.
  • Identificación oficial vigente como credencial para votar, pasaporte, licencia o tarjeta INAPAM.
  • Comprobante de domicilio vigente de luz, agua o teléfono.
  • Comprobante de ingresos de la cuenta bancaria en que se deposita la pensión cada mes.
  • Cualquier documento oficial emitido por el IMSS, Infonavit o Afore, donde se muestre tu Número de Seguridad Social (NSS).
  • Llenar la solicitud de préstamo a cuenta de pensión.

Las condiciones para obtener el préstamo del IMSS son las siguientes:

Deben considerar que si su pensión es mayor al salario mínimo, el monto del préstamo será hasta del 30 por ciento del recurso total que te llega al año, si es menor, el monto máximo del préstamo que pueden solicitar equivale al 25 por ciento del valor de su pensión. 

La institución financiera deposita el préstamo en la cuenta bancaria donde el ex trabajador recibe su pensión y el crédito se descuenta con intereses desde la misma cuenta cada mes. 

Es importante tomar en cuenta que la entidad financiera no debe cobrar comisiones por pagos o por comisiones anticipadas del crédito.

Para el 2021, el monto del préstamo puede ser de hasta 90 UMA (Unidades de Medición Actualizada), equivalente a $8,068.80 y con un plazo de hasta 12 meses para pagar el total del préstamo. 

Si después de obtener el préstamo del IMSS está interesado en renovarlo, tiene que esperar un lapso de tres meses, como mínimo, para volver a solicitarlo. Cabe señalar que para obtener esta oferta de financiamiento, el Instituto tiene convenio con 42 entidades financieras.

Recuerden que todos los pagos del crédito serán descontados de la cuenta bancaria en que se deposita la pensión por lo que deberán planificar sus finanzas personales con base en esto.