La campaña más grande de incentivos al consumo en México llega a su décima edición en circunstancias atípicas derivadas por la contingencia sanitaria por Covid-19, por lo que será de manera virtual y se llevará a cabo del 09 al 20 de noviembre, el objetivo es impulsar la activación económica del país.

 

Por única ocasión, esta edición tendrá un mayor periodo dadas las circunstancias y como una medida para evitar aglomeraciones en los establecimientos participantes y así prevenir posibles contagios, además de que las tiendas y establecimiento estarán obligadas a seguir protocolos sanitarios establecidas por las autoridades.

 

Se espera que El Buen Fin 2020 sea el repunte del consumo por medio del comercio electrónico, ya que cada año las ventas realizadas por internet roban más mercado del total, por lo que más tiendas se han sumado a ofrecer sus productos en línea. Con esta modalidad, gran variedad de marcas, tiendas y prestadores de servicio participantes ofrecen descuentos y promociones exclusivas.

 

En la décima edición de El Buen Fin, los bancos ofrecerán hasta 24 meses sin intereses en el uso de tarjetas, dobles y triples puntos de recompensa, disminución en las tasas aplicables y descuentos en costos de seguros de auto, vida, casa y personales, así como la bonificación de mensualidades y certificados de descuento. 

 

Estos beneficios harán más fácil las compras a los consumidores al adquirir productos en las plataformas de e-commerce con tarjetas.

 

Antes de comprar a través de tiendas en línea hay que verificar que la dirección del sitio comience con el protocolo de seguridad HTPPS:// y haya un símbolo de candado cerrado en la barra de direcciones. También leer con atención las políticas de compra, los descuentos y las condiciones en las que se efectuará el pago y la entrega.

 

Durante El Buen Fin la principal estrategia financiera para incrementar ventas es ofrecer compras con crédito a meses sin intereses, debido a que se han vuelto una forma muy común de pago entre los mexicanos.

 

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) sugiere a los consumidores conocer el crédito del que disponen, las tasas de interés, la vida útil de los productos, las posibilidades de pago futuras y la oferta ampliada del producto buscado para encontrar la mejor opción. 

 

La Condusef enfatiza en la importancia de tomar decisiones de compra que permitan a los consumidores aprovechar las ofertas sin comprometer sus ingresos en el largo plazo.

 

Antes de hacer alguna compra, elabora un presupuesto para saber con cuánto dinero dispones y evitar gastar de más o endeudarte. Piensa si lo que quieres adquirir es realmente necesario para evitar compras impulsivas, pues si planeas con anticipación, puedes evitar más gastos y rebasar el presupuesto establecido. Razona en lo que realmente necesitas adquirir, piensa en la utilidad y los beneficios que obtendrás, ten más presente tus necesidades que tus deseos.

 

En caso de recurrir a meses sin intereses, ten en claro la capacidad de pago para cubrir las mensualidades a tiempo. Lo recomendable es no comprometer más del 30 por ciento del ingreso pues correrías el peligro de sobreendeudarte. Los meses sin intereses son benéficos cuando el producto es un bien duradero o su vida útil va más allá del plazo de la deuda.

 

Aprovecha las promociones u ofertas por encima de los meses sin intereses. La Condusef indica que pagar al contado o con tarjeta de débito tiene sus ventajas, pues no comprometes tus ingresos futuros y algunos establecimientos ofrecen descuentos por este tipo de pago. 

 

También es recomendable revisar con anticipación los precios de los productos y servicios que te interesen para evaluar si las tiendas ofrecen buenos precios e incentivos adicionales como monederos electrónicos o reembolsos.

 

La vida útil de los productos es otro punto a analizar cuando se hacen compras con crédito, por ello, analiza que el tiempo de vida de la compra sea mayor al tiempo que se estará pagando. 

 

Se aconseja usar el crédito para adquirir bienes duraderos como: electrodomésticos o aparatos electrónicos. Para ropa, calzado y accesorios se recomienda utilizar otros métodos de pago.

 

Si vas a comprar con crédito, cuida no utilizar toda tu capacidad de financiamiento pues ante una emergencia o imprevisto en la que tu colchón de ahorro no sea suficiente, no podrás echar mano de tu plástico. 

 

Pon atención en el límite de crédito con el que se cuenta, así como las fechas de corte y de pago. Muchos consumidores caen en el cobro de intereses por no estar pendientes de sus fechas límite.

 

Es importante que hagas un examen de conciencia sobre tu situación económica, ya que la tentación de gastar estará a la orden del día. En estos días de promociones, rebajas y descuentos fueron pensados para generar beneficios no solo para los consumidores, sino también para las empresas y la economía del país.

 

No olvides que las compras inteligentes son las que tienen un plan, presupuesto y una necesidad. Gasta sabiamente sin comprometer los ingresos futuros.