¿Mi deuda con el banco puede prescribir?

La respuesta es sí, pero no debemos por nada del mundo creer que podemos llegar a este límite de tiempo para no pagar. Primero, debes estar conSciente que adquiriste una deuda y firmaste –con lo que literal juras– pagar el dinero que la institución bancaria te prestó y además de eso, te dio su confianza y al romperla, pierdes más de lo que te imaginas. Por esto aquí te explicamos qué consecuencias trae y cuando una deuda puede prescribir.

Nunca esperes a que tu deuda prescriba, se sabe de antemano que hay situaciones en las que pagar cuesta mucho trabajo y que además de eso, nos trae muchos problemas de diversas índoles, pero siempre hay forma de llegar a acuerdos con el banco sobre cómo y cuándo liquidar tu deuda según sea el caso y en beneficio para ambas partes.

Pero, si te interesa saber un poco más sobre este tema, la prescripción de una deuda en tarjetas de crédito en México es de aproximadamente 10 años, por qué decimos que es un aproximado, porque siempre dependerá de qué tipo de deuda se está hablando, del banco y por supuesto de la legislación que rige actualmente.

Todos los adeudos pasado ese tiempo “caducan” cuando no hay nadie que se interese ya por cobrarlo, tiempo después no hay manera legal de hacer efectiva esa deuda, para ello es importante revisar el Código de Comercio de sus artículos 1038 al 1048 para que de manera más precisa puedes ver algunas de las variantes que existen.

Aquí queremos resaltar algunos puntos que podrán ayudarte y que además, te darán la información extra que necesitas.

  1. Pasados 120 días sin cubrir la deuda de tu tarjeta, comenzarás a recibir llamadas del despacho de cobranza, es por ello que antes de que esto suceda hables directamente con tu banco para saber la forma en la que se puede resolver esta situación.
  2. El hecho de que esperes a que tu deuda prescriba no quiere decir que estás absuelto al cien por ciento, porque al final queda una marca en tu historial crediticio por ende en el buró de crédito estarás “boletinado” y no podrás hacer uso de ningún otro crédito o préstamo que puedas requerir al pasar los años.
  3. Si tu deuda es menor a aproximadamente $140.00 pesos está estipulado que puede prescribir alrededor del año.
  4. Si tu deuda es mayor a los $5000.00 pesos, son como mínimo seis años, pero todo dependerá.
  5. Antes de llegar a un despacho de cobranza o incluso de una prescripción, lo que puedes hacer es solicitar una quita o una nueva reformulación de tus pagos.

Deudor moroso

La verdad es que suena muy feo, pero al no pagar o estar al corriente de tus pagos te conviertes en un deudor moroso lo que afecta significativamente tu perfil financiero lo que da pie a que no vuelvas a tener la confianza de las instituciones para hacerte préstamos, es más, esto también aplica para tu línea telefónica y otros servicios, ya que todo lo que pagas con tu tarjeta de crédito te genera buen historial crediticio.

Ahora bien, hasta aquí ya tienes la información relevante sobre el momento en que prescriben tus deudas y que a pesar de no pagarlas seguirás siendo un deudor moroso para las instituciones financieras e incluso para las tiendas departamentales, lugares en los que no podrás obtener una tarjeta de crédito ya que ellos también revisan tu historial.

Pero, existe un pero porque hay ciertos casos en los que tu deuda NO PODRÁ PRESCRIBIR y estarás obligado a cubrirla. 

Algunos de ellos son:

  • Cuando se reclama el adeudo por vía judicial.
  • Cuando reconoces que debes y realizas pagos, aunque sean mínimos sobre la deuda existente.
  • Cuando además de reconocer la deuda solicitas una reestructuración o nuevo convenio de pago para que tu historial pueda volver a ser positivo.

Recuerda que, aunque los bancos después de cuatro meses de no pago ya ven perdido el caso venden sus carteras vencidas a los despachos de cobranza y éstos tratarán por todos los medios de cobrar y no permitir que llegues a la prescripción de dicha deuda. 

Es importante aclarar que aunque el banco venda su cartera de clientes morosos, los despachos se rigen bajo los mismos términos de prescripción.

Aquí se llega al punto importante e interesante en el que te puedes acercar a una reparadora de deuda que te ayudará de la manera más efectiva a cubrir la deuda o deudas que necesitas cerrar para que la prescripción no llegue y lo más importante para que tu historial quede lo más limpio posible para futuras necesidades.